¿Que es el BLW (Baby Led Weaning)? ¿En qué puede ayudar a mi bebé?

De acuerdo a la Asociación Española de Pediatría (AEP) el BLW es una forma de ofrecer la alimentación complementaria (AC) permitiendo al bebé “dirigir” el proceso: los padres deciden qué tipo de alimentos ofrecen (alimentos saludables), pero es el bebé quien decide qué comer y la cantidad.

La nutricionista y dietista Mª Eugenia Mauvecin (https://www.eugeniamauvecin.com/), nos explica los detalles de esta forma de alimentar a nuestros bebés, respondiendo a unas preguntas clave.



A diferencia de la forma de alimentación tradicional, en lugar de presentar los alimentos triturados, se ofrecen en trozos adaptando su textura.

¿Cómo llevar a cabo esta forma de alimentación?

1- El bebé desde el inicio comparte las comidas con la familia, y por observación e imitación irá incorporando conductas y hábitos.

2- Se le ofrece la misma comida (sana) qué al resto, en trozos de consistencia blanda (debe poder aplastarse si lo presionamos con la yema de los dedos o si o presionamos con la lengua contra el paladar) y apropiados a su desarrollo: grandes al principio (palitos o tiras del tamaño de nuestro dedo, tortitas, bolitas tipo albóndigas, etc.), y posteriormente en tamaño más pequeño (cuando ya son capaces de hacer pinza).

IMPORTANTE: evitar aquellos alimentos con riesgo de atragantamiento.

3- Se alimenta por sí solo experimentando sabores, texturas, colores y olores; al comienzo con las manos y posteriormente con cubiertos.

4- La leche (materna o de fórmula) seguirá siendo el alimento principal hasta los 12 meses, y a demanda.

¿Cuáles son algunos de sus beneficios de acuerdo a la AEP?

- Las familias que optan por BLW suelen esperar a los 6 meses para comenzar la AC.

- Favorece la alimentación perceptiva y basada en las señales de hambre y saciedad del niño.

- Favorece la preferencia por la comida sana y variada a medio y largo plazo, aunque esto depende de la dieta familiar.

- Aumento de la satisfacción familiar, disminución de la percepción de “mal comedor”.


¿Cuáles son las preocupaciones o inconvenientes que pueden presentarse con BLW?

Una preocupación es el aporte de hierro: siempre que se informe a los padres en qué alimentos se encuentra, cómo ofrecerlos y cómo favorecer su absorción, no habrá inconvenientes.

Otra situación que provoca intranquilidad son los atragantamientos, pero se ha demostrado que siguiendo unas normas básicas de seguridad, no hay mayor riesgo con BLW que con triturados. Independientemente del método utilizado, se aconseja a las familias formarse en la prevención de atragantamientos (cursos de primeros auxilios).

“BLW o purés”: ¿es blanco o negro?

¡Claro que no! Se podría hacer BLW mixto.

Pero se debe tener en cuenta que se recomienda comenzar con texturas grumosas o semisólidas no más tarde de los 8-9 meses y comenzar la transición a sólidos, de manera que sobre los 12 meses el lactante ya puede consumir el mismo tipo de alimentos que el resto de la familia.

Entonces, ¿es mejor el BLW?

Como mencioné anteriormente, el BLW presenta beneficios que contribuyen a ir construyendo una conducta saludable con la alimentación. Más allá de estas ventajas, cada familia se informará y decidirá el modo de alimentar a su bebé que prefiera, y la decisión que tomen ESTÁ BIEN. Lo más importante es que padres y cuidadores sientan tranquilidad y seguridad en la mesa.

Y SIEMPRE: ofrecer comida sana, nutritiva y segura, sin forzar a comer; por esta razón, el inicio de la AC es una gran oportunidad para modificar y mejorar los hábitos y conductas de alimentación en familia


Mª Eugenia Mauvecin

Colegiada CODINUCAT Nº CAT001102

https://www.eugeniamauvecin.com/

Email: [email protected]

@alimentacionenfamilia





No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
¡Hola! Bienvenido a NinusHome, ¿en qué podemos ayudarte?